Tu niño aprende a través de sus sentidos, pero siempre hay alguno por el cual aprende mejor y de forma más rápida. Descubre cuál es:

Tu niño desde pequeño está expuesto a infinidad de estímulos: los sonidos del medio ambiente, los colores de las cosas, la voz de las personas, las texturas, los sabores de los alimentos que prueba, la temperatura de mamá cuando los toca, los dibujos de los libros que ve, e infinidad de coas más.

Esta información se va adquiriendo a través de los sentidos y la procesa en el cerebro para construir el pensamiento.

Al nacer, tu hijo tiene la capacidad de aprender de lo que lo rodea. A medida que va creciendo y experimentando por medio de los sentidos, constituye sus propias ideas y las vuelve a ocupar para experiencias posteriores. Sin embargo, cada ser humano tiene una forma preferida de analizar, pensar y entender la información.

Aprendizaje Visual - La Casa de Rosita

El aprendizaje se refleja en  la forma en la que se responde al medio ambiente para entender o interpretar nueva información.

El estilo de aprendizaje se refiere a la forma en la cual la información es procesada.

¿Qué es el canal de aprendizaje?

Un canal o estilo de aprendizaje se refiere a la forma como aprende cada persona; en otras palabras, que sentido utiliza con mayor frecuencia para aprender y construir sus conocimientos. Toda persona necesita una vía de entrada para iniciar el aprendizaje visual, auditivo o kinestésico (movimiento).

Eric Jensen describió varios estilos de aprendizaje, aunque el cerebro humano no utiliza solamente una forma para aprender, sino que usa diferentes canales dependiendo de la situación o de las necesidades que se tienen. No es lo mismo aprender a tejer utilizando la vista y la coordinación de las manos que aprender a tocar un instrumento en que se necesitará además de dicha coordinación, desarrollar el sentido de la audición.

Por qué debes identificar el estilo de aprendizaje que tu hijo prefiere.

Los padres también muestran preferencia por algún estilo, hay unos que tratan de ayudar a comprender la información de una manera más sencilla, pero es común que su estilo sea distinto al de su hijo, por lo que a la hora de trabajar con él haciendo las tareas o elaborando algo juntos, se les dificulte entender la información o ponerse de acuerdo. Quizás al tratar de colaborar con tu hijo estés complicando la situación y lejos de ayudarlo, lo confundes más.

“Identifica el estilo de aprendizaje de tus hijos: visual, auditivo o kinestésico (tacto) y ayúdalo a fortalecerlo”

Si tu logras identificar es estilo que tu hijo prefiere, buscarás actividades donde pueda aprender utilizando el sentido que le favorezca y notarás que cada vez es más fácil para él realizar sus tareas escolares, pues con tu ayuda le brindarás las herramientas que necesita para aprender; por ejemplo, si tu hijo es visual, procurarás hacerle dibujos, mostrarle ilustraciones cuadros sinópticos, etcétera.

Aprendizaje Visual - La Casa de RositaTambién es común que cuando trates de explicar algo a otra persona, lo hagas de la forma en que para ti es más claro, como una dirección para llegar a algún lado, si tú eres una persona auditiva le brindarás una serie de instrucciones verbales esperando que el otro las comprenda, pero si la otra persona es visual, pueda ser que no te entienda pues lo que necesita es una referencia visual como podría ser un mapa.

El niño constantemente está aprendiendo cosas nuevas, por lo que resulta muy útil presentarle la información de manera que lo comprenda y esto se logra tomando en cuenta el modo que utiliza para aprender, es decir, de acuerdo con su propio estilo de aprendizaje.

Este artículo lo vamos a dividir en 3, así que hoy hablaremos del primer estilo de aprendizaje:

VISUAL

  • Prefiere el captar la información por medio del sentido de la vista, necesita ver las cosas para aprender.
  • Necesita establecer contacto visual con el maestro.
  • Le gusta contar historias partiendo de ilustraciones dibujos, fotografías, etcétera.
  • Tiene una postura corporal erguida.
  • Le gusta leer y visualizar lo que lee.
  • Aprende mejor cuando lee o ve la información de alguna manera, por ejemplo en una conferencia preferirá leer las fotocopias o trasparencias a seguir la explicación oral, o en su defecto, tomará notas para tener algo que leer.
  • Genera imágenes mentales de los conceptos.
  • Tiende a hablar rápido y de manera monótona.
  • En su lenguaje cotidiano usa terminología visual como “ves lo que te digo, o no lo puedo ni ver”
  • Tiene facilidad para la lectura y la ortografía.
  • Suele ser ordenado y limpio.
  • No le gusta que se le acerquen mucho, pues es receloso de su espacio vital.
  • Comúnmente viste ropa de colores brillantes.
  • Se le dificulta seguir instrucciones verbales.
  • Al elegir un lugar para sentarse en un restaurante, prefiere una mesa desde donde pueda observar todo lo que lo rodea y difícilmente escogerá sentarse viendo hacia una pared.
  • Le gusta realizar ilustraciones, dibujos, comics, etcétera.
  • Prefiere libros, computadoras, fotografías y gráficas para aprender algo.

No te pierdas la continuación de este interesante artículo.

Por: Mónica Tamez Luce – Revista Juegos Educativos

¿CÓMO CONOCE TU HIJO? Los tres estilos de aprendizaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *